Si prefieres que te quiten un riñón a tener que hablar frente a una audiencia, eres parte del 90% de la población mundial.

De acuerdo, puede ser que no haya una cifra exacta, pero es un hecho que sociólogos, psicólogos y expertos en comportamiento humano coinciden en lo mismo: la inmensa mayoría de las personas siente terror cuando debe exponer un tema en público. El panorama para un empleado se ensombrece todavía más cuando se entera de que las habilidades de comunicación oral son de las más valoradas en el sector laboral.

Al haber impartido varias clases y cursos de oratoria -tanto a universitarios como a gente insertada en el universo oficinista- he podido confirmar que, como en toda habilidad que se desea adquirir, la clave está en la práctica. Si quieres dominar un deporte no te queda de otra más que practicar; si quieres dominar el escenario, deberás empezar a aprovechar cualquier oportunidad para tomar la palabra frente a tus colegas.

Sal de tu zona de confort

Sé que es más fácil decirlo que hacerlo, pues el miedo a hacer el ridículo puede caer en lo irracional. Así que, en un esfuerzo por mejorar las relaciones interpersonales de la humanidad, pues todos nos vemos obligados a hablar frente a una audiencia tarde o temprano, la serie Habla bien en público ha sido concebida para que sea tu propio manual de orador experto.

Para ir calentando motores, he aquí los primeros consejos básicos que te ayudarán a superar el miedo de salir a escena:

Domina tu tema

Los actores saben que “a papel sabido, no hay mal actor”. Esto quiere decir que si dominas el contenido de lo que vas a decir, no hay forma de que te salga “mal” una presentación. En todo momento recuerda que tú eres el experto.

Consigue credibilidad

Es prácticamente imposible lograrlo sin hacer contacto visual con la audiencia; de ahí que un error frecuente sea tratar de memorizar lo que se va a decir, pues cuando te aprendes de memoria un discurso se nota que estás “buscando lo que sigue” en tu cerebro (mirada hacia arriba y a la izquierda), en lugar de decir las cosas con convicción y de forma natural: procura hablar como si se lo estuvieras platicando a un grupo de amigos.

Sé directo y conciso

Es muy importante respetar los límites de tiempo establecidos para dar una presentación; si te atienes a decir los puntos más importantes, evitarás perder la atención de las personas, que se aburran ¡o que se duerman! Es fundamental tener siempre presente cuál es tu idea principal (ya profundizaremos en este tema más adelante) y evitar perderte en datos o cifras muy específicos. Con la práctica lograrás evitar el uso de muletillas (“eh”, “este”, “¿verdad?”, etc.), las cuales son un terrible distractor. Recuerda: una vez que pierdes la atención de la audiencia es sumamente difícil recuperarla.

Hazte amigo de los nervios

Todo mundo siente nervios antes de enfrentarse a un auditorio, incluso los actores que llevan décadas trabajando en teatro o los oradores experimentados. Los nervios son una reacción natural del cuerpo ante una situación estresante y lo mejor que puedes hacer para manejarlos es no “pelearte” con ellos; respira profundo y recuerda que estás bien preparado para dar tu discurso.

Controla la situación

Procura siempre llegar con tiempo de sobra antes de tu presentación; esto te permitirá “apoderarte” del escenario y solucionar cualquier imprevisto. Recuerda que la ropa también comunica, por eso es importante que te pongas algo con lo que te sientas cómodo, pues la gente notará si estás “sufriendo” con un saco apretado o unos zapatos sumamente incómodos.

Diviértete y disfruta al hablar en público

Es bien sabido que los mejores vendedores son los que están convencidos del producto que promocionan. De la misma forma, si tú tienes la convicción de que lo que estás diciendo es importante, será más fácil que tu nivel de relajación llegue a tal extremo que puedas incluso disfrutar divertirte mientras hablas frente a una audiencia, sin importar el tamaño de la misma. La gente percibe fácilmente cuando un orador está disfrutando el momento y también cuando está siendo una verdadera tortura.

¡A disfrutar se ha dicho!

¿Quieres saber sobre nuestros cursos a la medida y servicios de coaching de medios? Contáctanos a través de nuestro sitio y redes sociales (Ln/Tw/Fb)

 

SANDRA

Facebook Comments

Sandra Morales

Author Sandra Morales

Maestra, periodista y coleccionista de títulos, sus idas y vueltas la han hecho experta en el arte de las relaciones públicas.

More posts by Sandra Morales