Las dos palabras del término buyer persona están en inglés y, aunque la traducción literal sería algo así como “persona que compra”, en un sentido más amplio se utiliza para referirnos al arquetipo de cliente ideal de un producto o servicio. Las grandes marcas, esas que se distinguen por crear campañas publicitarias exitosas que nos llegan directo al corazón, deben gran parte de su éxito al hecho de que son capaces de definir hasta el más mínimo detalle de “la persona” a la que se dirigen y conocen sus necesidades.

Facebook Comments

Sandra Morales

Author Sandra Morales

Maestra, periodista y coleccionista de títulos, sus idas y vueltas la han hecho experta en el arte de las relaciones públicas.

More posts by Sandra Morales