Las diferencias culturales a la hora de hablar de grandes cifras pueden sumirnos en la confusión total. ¿Cómo unificar nuestra terminología hipernumérica?

De unos años a esta parte, y en cierta medida a resultas de la globalización, nos hemos tropezado con el tema de cómo se usan las medidas numéricas en diferentes culturas, y lo difícil que es traducirlas de unas a otras.

Es famoso el caso del Orbitador Climático de Marte, que tuvo un costo de 125 millones de dólares y se perdió porque dos equipos involucrados en el proyecto usaron diferentes sistemas sin darse cuenta. El Jet Propulsion Laboratory utilizó el métrico decimal, mientras que Lockheed Martin hizo sus cálculos en pies y pulgadas.

Hoy día, vivimos en una confusión derivada de tener dos acepciones diferentes de la palabra billón. La norteamericana o “escala corta” (adoptada ya por los británicos, el resto de los países de habla inglesa, las naciones árabes y Brasil) considera que un billón son mil millones (10⁹) o 1 seguido de nueve ceros), mientras que la continental o “escala larga” (prácticamente el resto del mundo) da a la palabra su sentido original de un millón de millones (10¹²). Esto se debe a que, con su sentido práctico, desde hace más de cien años los estadounidenses empezaron a usar la palabra billones (billions) para indicar brevemente miles de millones (thousands of millions).

El tema surge, por ejemplo, cuando hablamos de la población mundial. Si decimos que hay algo más de siete billones de personas estamos delatando que tomamos la información de un medio anglófono, pues nosotros hablaríamos de siete mil millones de personas. La cosa se complica cuando los medios transcriben notas de países (u otros medios) donde utilizan el sistema norteamericano, especialmente en lo que se refiere a temas monetarios.

¿Qué opciones nos quedan?

Una solución muy europea consiste en usar la palabra millardo para expresar los miles de millones. Es una salida elegante, pero, como todo lo que se refiere al lenguaje, requeriría una adopción y comprensión generalizadas, lo que no sucede en todas partes, por lo menos en América Latina. Por cierto que también se podría hablar de billardos (para miles de billones), trillardos y así sucesivamente.

Aquí un mapa de en donde se emplean las escalas alrededor del mundo.

El problema es que no sabemos qué hacer en términos prácticos, y con frecuencia encontramos información que habla de billones sin que podamos desentrañar a cuáles se refiere, pues carece de referentes que nos lo permitan definir inequívocamente. Por lo anterior, podríamos proponer la siguiente solución práctica (vigente mientras el mundo se acabe de poner de acuerdo o los angloparlantes se impongan a los demás, como suelen hacerlo a fuerza del enorme volumen de información que manejan): hacer la aclaración numérica utilizando exponentes.

Es decir:

“El PIB de Estados Unidos es de 18 mil 600 millones [o 18.6 billones] de dólares” y añadir (18.6×10⁹). “Estados Unidos tiene una deuda de más de 20 billones [o trillones] de dólares” (20×10¹²). Puede sonar complejo, pero aporta certidumbre y tiene la ventaja (oh, cultura) de que nos ayudaría a entender mejor la notación científica o exponencial.

Por cierto, en Wikipedia puedes encontrar una excelente tabla comparativa de los dos sistemas.

+Info

https://en.oxforddictionaries.com/explore/how-many-is-a-billion

https://en.wikipedia.org/wiki/Long_and_short_scales#Current_usage

https://www.fundeu.es/recomendacion/elbillion-inglesno-equivaleal-billon-espanol-858/

https://www.varsitytutors.com/hotmath/hotmath_help/spanish/topics/scientific-notation

ICO es la clase de agencia en la que nos enorgullecemos de tener este tipo de debates, porque atestigua nuestra capacidad para desarrollar contenidos para las cosas más sesudas y complejas. Si tus productos o servicios requieren de muchas neuronas, o si quieres saber más sobre comunicación, content marketing, billones y millardos, te invitamos a visitar nuestro sitio web y a seguirnos en redes sociales (Ln/Tw/Fb).

Facebook Comments

Jorge Ruiz Esparza

Author Jorge Ruiz Esparza

More posts by Jorge Ruiz Esparza