Skip to main content

WILLIAM TURNER

Si hay una industria resistente a las crisis, es la del sexo. Pero pocos generan contenidos de valor alrededor de ella.

En el universo del pornógrafo hay tantos rituales, creencias y mitos compartidos como en la realidad misma. Ser un voyeur digital es algo que casi cualquier persona con una computadora ha practicado, tanto que esta ruta de acceso podría no resultar del todo ajena:

C://Escritorio/Proyectos/Archivos/DocumentosOK/2016/Marzo/hot-redhead-rides-big-black.mp4

Seguro que sí entendiste, ¿verdad, pillín?

¿Por qué esto es un tema tan importante?

En México, 11% de los internautas dijo usar su conexión para ver contenido erótico y sitios para adultos, de acuerdo con el Estudio sobre los Hábitos de los Usuarios de Internet en México 2017, elaborado por la Asociación de Internet Mx. Esto representa un universo de aproximadamente 7.5 millones de personas disfrutando de la intimidad ajena a través de monitores y smartphones.

Si lo llevamos más allá de nuestras fronteras, el valor global de la industria del porno es de unos 100,000 millones de dólares, de acuerdo con el sitio Business Insider. Y, claro que para muchos publicistas, esta industria tiene mucho potencial mercadotécnico.

Hace algunos años se acuñó el término pornomarketing, definido como “la difusión en internet de pornografía amateur en la que se promocionan marcas o productos a través de su colocación en lugares clave dentro del espacio visual de una escena”, en palabras de la agencia Guerriglia Marketing, que se especializa en campañas subversivas de mercadotecnia.

Según la lógica de esta herramienta, en el mundo porno amateur es válido ver productos olvidados sobre la cama o en la mesa de noche; o el que los protagonistas porten ropa y accesorios con logotipos visibles. Evidentemente, se necesita contar con una estrategia clara y especificada en el guion del filme erótico para lograr un acertado posicionamiento de productos.

Guerriglia Marketing asegura que marcas de ropa, accesorios, cigarros y hasta de automóviles han usado esta herramienta, y no solo de forma amateur.

Se dice fácil, pero la práctica siempre es más compleja

Tal vez el ejemplo más claro sea el de la marca de ropa Eckhaus Latta, que para el lanzamiento de su línea primavera 2017 realizó una campaña con imágenes que muestran a modelos teniendo relaciones sexuales, reales. Y las fotos, aunque censuradas, no dejan de ser impactantes:

“Tenía que ser auténtico. Nunca pensé en hacer algo simulado. Para nosotros es muy importante pensar en el sexo como algo verdaderamente natural y no algo fabricado, hipersexualizado o tabú”, dijo el diseñador Mike Eckhaus, quien creó esta marca estadounidense, junto con Zoe Latta.

Sin embargo, son pocos los ejemplos bien logrados y tanto el ruido que genera este enfoque para vender productos, que desde hace algunos años han surgido campañas apócrifas de grandes marcas, como estas fotos de Puma publicadas a mediados de los 2000 y que no eran parte de ninguna campaña de publicidad:

He aquí un link para conocer la larga lista de publicidad no oficial de marcas globales que utiliza imágenes sugerentes para supuestos comerciales.

Información que cura (la soledad)

La industria sexual, no solo la rama pornográfica, también busca aplicar sus propias técnicas de mercadotecnia, aprovechando la apertura que poco a poco comienza a surgir respecto al consumo de juguetes y artículos eróticos.

Marcas y distribuidores de productos sexuales saben del inmenso potencial que día con día gana la venta de consoladores, lubricantes, juguetes, accesorios, y un etcétera tan largo como el negro de WhatsApp.

“Esta industria está ganando más aceptación masiva y viabilidad económica a través de los principales distribuidores”, dijo Susan Colvin, cofundadora de la Adult Novelty Manufacturers Expo (ANME) a la revista Forbes. Y estima que el valor del negocio ronda ya los 15,000 millones de dólares, con proyección a alcanzar los 50,000 millones en 2020, si la tendencia de consumir más abiertamente estos productos continúa.

Content Marketing

En nuestro país, la cadena de sex shops más reconocible es Erotika Love Store, que con casi 20 años de experiencia revitalizando la vida íntima de los mexicanos, ya cuenta con 48 tiendas y un atractivo sistema de franquicias.

Además de utilizar técnicas tradicionales de mercadotecnia como descuentos o promociones, esta sex shop recientemente comenzó a generar contenidos para posicionarse como voz experta en el tema de los productos sexuales. Así, lanzaron un blog en donde publican desde tests para saber si eres un adicto al sexo hasta listas de películas eróticas, pasando por técnicas de masturbación femenina.

No hacen una venta directa: buscan generar prestigio de marca… y lo están logrando.

Su más reciente innovación es el uso de transmisiones vía Facebook en donde hablan de diferentes temas y resuelven las dudas de sus seguidores. Igualmente, estos contenidos no están enfocados a vender, sino a informar sobre cómo tener una vida sexual más sana y placentera.

En sus redes sociales también usan memes, gifs e imágenes como esta:

Si uno ve la cantidad de preguntas que reciben los especialistas de Erotika, queda claro que se trata de un sector que necesita más atención en México, tanto por el tema de la salud como por el lado de las perversiones. Así es que no nos queda más que poner manos a la obra y generar buenas vibras…

No dejes de echar un vistazo a nuestro sitio y seguirnos en redes sociales (Ln / Tw/Fb).

Facebook Comments

Colaboraciones ICO

Author Colaboraciones ICO

More posts by Colaboraciones ICO